Utilizamos cookies propias y de terceros para recopilar información estadística del uso de nuestra página web y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
Cerrar
PlanetadeLibros
Camila Fabbri
 ©Marcos Huisman
©Marcos Huisman

Camila Fabbri

(Buenos Aires, 1989) Es escritora, directora de teatro y actriz. Dirigió las obras Brick, Mi primer hiroshimaCondición de buenos nadadoresEn lo alto para siempre Recital Olímpico (las dos últimas, en colaboración con Eugenia Pérez Tomas). Como actriz, fue nominada a los Premios Cóndor de Plata por su trabajo en la película Dos disparos del director argentino Martín Rejtman. Publicó el libro de cuentos Los accidentes (Emecé-Notanpüan, 2017) y la novela de no ficción El día que apagaron la luz (Seix Barral, 2019), declarada de interés cultural por el gobierno de la ciudad de Buenos Aires. Formó parte de la selección “Ochenteros, escritorxs nacidos en los 80” en la Feria del Libro de Guadalajara (2017). Ha sido publicada en España, México y Chile y traducida al inglés y al portugués. En 2021 fue seleccionada por la revista Granta entre los 25 mejores narradores en español menores de 35 años. 

Estamos a salvo
Comprar

Estamos a salvo

Camila Fabbri

Conflictos que acumulan tensión y personajes en permanente estado de alerta.

Comprar
Sinopsis de Estamos a salvo

“Los ojos del yacaré eran acuosos y tibios, como los de quien acaba de llorar y no quiere que se note. Ella percibió cierta agitación en el animal, quiso demostrar comprensión y pasó la mano a través del umbral dorado”.

Para los protagonistas de estos cuentos, en su mayoría mujeres y niños, las demás personas, así como el mundo animal y los fenómenos naturales, son a la vez un espejo de sus comportamientos y sus reacciones, y una fuente de peligros omnipresentes, atávicos. Desde “Sobras”, donde el padre de la amiga de la narradora tiene por mascota a un yacaré, hasta “Triste reino animal”, que narra el affaire de una actriz madura con un sonidista mucho más joven, pasando por la madre estupefacta de “Plantas sin tutor” o por el marido atrapado en un shopping de “El cielo es siempre fondo”, planea sobre los personajes un aire de acechanza que los obliga a mantener un estado de alerta constante, como el de un animal en la selva.

Autora de Los accidentes y El día que apagaron la luz, Camila Fabbri ofrece un conjunto de cuentos que se destacan por su crudeza y su ritmo desasosegante. En todos ellos late un conflicto que no se explicita pero que va acumulando tensión de uno en otro. Y, sin embargo, pese a la fragilidad humana que evidencian, la posibilidad de renovarse y sobrevivir es tan real como la magnitud de las amenazas.

“Los ojos del yacaré eran acuosos y tibios, como los de quien acaba de llorar y no quiere que se note. Ella percibió cierta agitación en el animal, quiso demostrar comprensión y pasó la mano a través del umbral dorado”.

Para los protagonistas de estos cuentos, en su mayoría mujeres y niños, las demás personas, así como el mundo animal y los fenómenos naturales, son a la vez un espejo de sus comportamientos y sus reacciones, y una fuente de peligros omnipresentes, atávicos. Desde “Sobras”, donde el padre de la amiga de la narradora tiene por mascota a un yacaré, hasta “Triste reino animal”, que narra el affaire de una actriz madura con un sonidista mucho más joven, pasando por la madre estupefacta de “Plantas sin tutor” o por el marido atrapado en un shopping de “El cielo es siempre fondo”, planea sobre los personajes un aire de acechanza que los obliga a mantener un estado de alerta constante, como el de un animal en la selva.

Autora de Los accidentes y El día que apagaron la luz, Camila Fabbri ofrece un conjunto de cuentos que se destacan por su crudeza y su ritmo desasosegante. En todos ellos late un conflicto que no se explicita pero que va acumulando tensión de uno en otro. Y, sin embargo, pese a la fragilidad humana que evidencian, la posibilidad de renovarse y sobrevivir es tan real como la magnitud de las amenazas.

Bibliografía de Camila Fabbri

Cargando...